Ago 19, 2010

¿Cómo ser original?

¿Cómo ser original?“Una respuesta sencilla? No se puede. Así que no te molestes en intentarlo”.

Es lo que nos dice Keith Andrew en uno de sus artículos publicados en http://www.musicthinktank.com.

En los tiempos de The Who o los Beatles era más fácil ser original porque no existían tantos artistas. Pero ahora, después de tantos años en los que se han mezclado estilos, combinado diferentes fuentes de expresión como el teatro, ahora que todo esta hecho no queda espacio para la originalidad. Así que tal vez no sea tan importante buscar ser original sino más bien lograr dejar algo en la gente, como dice Keith Andrew ‘resonar’.

Y tal vez buscando esa ‘resonancia’ logremos rascar un poco la ‘originalidad’.

Keith nos propone cuatro pasos para lograr  la resonancia:

  1. Ser auténticos: El artista tiene que ser real. La gente huele a un farsante a una milla de distancia. Ahora mas que nunca ‘que todo se ha hecho ya’. Y puesto que es muy fácil acceder a prácticamente cualquier cosa en cualquier momento en cualquier lugar, las personas no fácilmente dicen “Wow, nunca he visto/oído nada igual!”- La verdad es que probablemente ya lo hallan dicho; en youtube. esta mañana. Pero si hay algo real, algo verdadero, en cualquier cosa que un artista esté haciendo, la gente lo sentirá, y será atraído hacia él. Y querrá más.
  2. Ser honestos: ¿Pero ser auténtico y resonante realmente te hace ser honesto? ¿Por qué haces esto? ¿Por qué escribes esta canción? ¿Por qué estás tocando ese ritmo? ¿Se siente bien? ¿Tiene pasión? En caso afirmativo, continua así – ¡con convicción! Si no, se honesto y vuelve a empezar.
  3. Calidad: Mira, una cosa buena acerca de querer ser original es que es más difícil encontrar espacio parallamar la atención con estupideces solo porque nadie lo ha visto antes. Tienes que ser bueno, u honesto, o ambas cosas. La calidad no necesariamente significa ser prístino, puedes ser ‘low-fi’, pero tienes que ser un buen ‘low-fi’. Debe haber algo auténtico que se transmita a través de tus grabaciones, o tus presentaciones o cualquier cosa. Además, la novedad del ‘valor agregado’ hace mucho que se ha desgastado.
  4. Arte: Todo lo que necesitas es una guitarra roja, tres acordes y la verdad. Pero, tienes que esforzarte y desarrollar tu propio arte. A medida que tu arte se desarrolle tienes más vocabulario para decir la verdad. Los bateristas aprenden de los rudimentos, los compositores estudian las grandes canciones y lo que las hace ser grandes. Pero siempre volvemos al hecho de que hay algo más profundo que necesitas comunicar.

Tal vez no logremos ser originales pero si honestos con nuestro trabajo y con nosotros mismos. Nos sentiremos mejor y nuestro público nos lo agradecerá. Además podría ser que el tratar de buscar la originalidad no sea para nada ‘original’.

Músico y productor. Emprendedor, consultor en marketing musical. CEO en Ruido Activo.

Facebook Twitter Google+ 


Leave a comment